El cielo se tiñó de anaranjado y el humo se apoderó del paisaje en varias partes del mundo.

Grandes incendios forestales afectan a zonas de Estados Unidos, Rusia y Grecia.

Un enorme incendio en el norte de California en EE.UU., destruyó cientos de casas y ha esparcido columnas de humo por toda la región.

Por otra parte, una serie de incendios forestales en Siberia destruyó miles de hectáreas en una de las zonas más frías del planeta.

Mientras que los incendios en la isla griega de Evia hicieron que miles de personas debieran abandonar sus casas para ser transportados a un lugar seguro.

California

Los bomberos continúan luchando contra un incendio forestal en el norte de California que se ha convertido en el segundo más grande en la historia del estado.

El incendio de Dixie, que comenzó el 13 de julio, ya ha destruido casi toda la histórica ciudad Greenville y las autoridades advierten que podría llevar semanas contenerlo.

Al menos hay 11 grandes incendios forestales en el estado.

El incendio de Dixie ha devastado más de 187.369 hectáreas y es el segundo en tamaño después del de agosto del año pasado, que arrasó más de 400.000 hectáreas.

Tres personas están desaparecidas, miles fueron evacuadas y más de 5.000 bomberos trabajan para sofocar el histórico incendio.

"Estamos viendo una actividad de incendios que ni siquiera los bomberos veteranos han visto en su carrera", dijo al Washington Post Edwin Zuniga, vocero del Departamento de bosques y protección contra incendios de California (Cal Fire).

Según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos (NIFC, por sus siglas en inglés), hay incendios forestales en 15 estados del país.

El sábado, el gobernador de California, Gavin Newsom, dijo que "debemos reconocer que se trata de incendios forestales inducidos por el clima".

El cambio climático aumenta el riesgo de un clima cálido y seco que probablemente alimente incendios forestales.

Get our free mobile app

Isla Evia

Los incendios forestales arrasan con la isla griega Evia con fuertes vientos que llevan las llamas hacia las poblaciones.