Una especie de avispón invasor que mata a las abejas y puede ser mortal para los humanos está generando preocupación en los Estados Unidos.

Un pequeño número de “avispones asesinos”, una especie invasora de avispones gigantes asiáticos, han sido vistos en el noroeste del Pacífico.
Autoridades de Arizona no han confirmado avistamientos en ese Estado, dijo Dawn Gouge, entomóloga de la Universidad de Arizona, agregó que es poco probable que sobrevivan en ese ambiente.
Indicó que los avispones tienden a encontrarse en climas templados, pero también se han reportado en áreas subtropicales. Prosperan en áreas boscosas, se alimentan de la savia de los robles y les gusta anidar bajo tierra, a menudo en las madrigueras de pequeños animales.
Si bien Arizona tiene áreas boscosas, los avispones gigantes a menudo no se encuentran a gran altura.
“No veo que Arizona esté en alto riesgo”, dijo Gouge. “Realmente les gusta estar en áreas tranquilas”. “No conviven bien con la gente”.
Los avispones generalmente tienen entre 1.5 y 2 pulgadas de largo, tienen grandes cabezas de color amarillo anaranjado con ojos prominentes y un abdomen rayado negro y amarillo.
¿Cómo es una picadura de “las avispas asesinas”?
La personalidad de YouTube, Coyote Peterson, ha mostrado cómo es la picadura en su programa “Brave Wilderness”. El video muestra una gran hinchadura formándose en su brazo donde picaba el avispón.
Las avispas asesinas, a pesar de que no son particularmente agresivas, pueden ser letales para el hombre.
De entrada, pueden picar en varias ocasiones (a diferencia de las abejas), sus aguijones penetran ropa de protección e inyectan un poderoso veneno.
Por eso, si llegan a picarte muchas, aunque no seas alérgico, los efectos pueden ser devastadores.
Además, las avispas asesinas tienen uno de los piquetes más dolorosos de insectos en el mundo entero.
Se estima que, en Japón, estas avispas matan a 50 personas anualmente.