Será el 22 julio cuando la pareja se vuelva a reunir para discutir si la cantante debe practicarse una prueba psicológica y la concesión de diversas entrevistas por parte del empresario.

Paulina Rubio y Nicolás “Colate” Vallejo-Nágera volvieon a enfrentarse por la custodia de su hijo Andrea en una audiencia virtual, en la que se revelaron los resultados de una prueba toxicológica a la que se sometió “La Chica Dorada” y que sólo resultaron positivos al consumo de cannabis en febrero de este año.

La intérprete mexicana se practicó voluntariamente el pasado 8 de mayo una prueba toxicológica, tras concluir el primer encuentro con su ex pareja en la Corte y en el que fue acusada de usar drogas.

Los resultados fueron presentados por el abogado de Rubio en esta nueva reunión y recalcó que sí dieron positivo al consumo de THC, una sustancia hallada en la marihuana; pero aunque este diagnóstico podría parecer negativo, en realidad fueron tomados de manera favorable por la defensa del empresario español y las propias autoridades norteamericanas.

De acuerdo con la abogada de lo familiar en Estados Unidos, Sandra Hoyos, consultada por Ventaneando, la decisión de Paulina a someterse por su propia cuenta a las pruebas de drogas le favoreció ante los presentes en la audiencia.

racias a una prueba de nueve sustancias distintas se supo que la cantante no ha tenido contacto con ninguna materia ilegal, excepto con el THC, el cual consumió en febrero durante una actuación en California, estado norteamericano que sí permite su uso.

El abogado de la artista aseguró que esta presentación ocurrió cuando no estaba en contacto en su hijo Andrea Nicolás, por lo que el menor no ha estado expuesto a una conducta inapropiada.

Esta conducta fue tomada de buena manera por “Colate”, quien no cuestionó el manejo de la prueba y se mostró más tranquilo a que su hijo no esté expuesto a ninguna droga.

Por su parte, Sandra Hoyos, explicó que la prueba que se practicó Paulina Rubio se conoce como un Panel de Nueve Sustancias Distintas, la cual se realiza a partir de las fibras capilares, lo que la vuelve más efectiva ya que cualquier sustancia permanece en el cabello hasta por un año.

“Es un panel de nueve distintas sustancias y la única que salió fue el THC. Puede salir alcohol, cocaína y un sinfin de sustancias controladas, pero en el caso de ella aclaremos que no fue así y tomó lugar (la prueba) un día después de la audiencia del 7 de mayo”, precisó Hoyos.