Marco se debilitó la noche del domingo a tormenta tropical, menos de un día después de convertirse en huracán sobre el Golfo de México en su paso rumbo a Luisiana, donde se prevé que toque tierra. En tanto, la tormenta tropical Laura causó 11 muertes a su paso por República Dominicana y Haití, y llegó a Cuba también con posibilidades de intensificarse.

Sería la primera vez que hay dos huracanes de forma simultánea en el Golfo de México, según los datos disponibles desde al menos 1900, dijo Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado.

Por la noche del domingo la tormenta tropical Laura se había intensificado y su centro se dividió en dos, explicó el experto del Instituto de Meteorología de Cuba y especialista en huracanes, José Rubiera.

Uno de estos centros tocó tierra en las inmediaciones de la ciudad de Santiago, en el sureste de Cuba, isla a la que el meteoro atravesaría a lo largo en las próximas horas.

“Lo importante no es un punto, están las lluvias que abarcan un área grande, están los vientos que abarcan hasta 250 kilómetros del centro...y esta también la marejada, la inundación costera que son los impactos”, indicó Rubiera en un reporte en la televisión estatal.

Unas 5,000 personas ya fueron evacuadas de la ciudad de Baracoa y otras 30,000 se guarnecieron en la provincia de Santiago, indicaron medios de prensa oficiales, mientras caían las primeras precipitaciones.

Los vientos sostenidos eran de 95 kilómetros por hora (60 mph), pero en la oriental Punta de Maisí se detectó una ráfaga de 146 km/h (90 mph).

Antes, a su paso por Haití, una niña de 10 años murió cuando un árbol cayó sobre una casa en la ciudad costera sureña de Anse-a-Pitres, en la frontera con República Dominicana, informaron las autoridades de protección civil. El primer ministro haitiano dijo que al menos otras cuatro personas fallecieron durante la tormenta. Y en República Dominicana, familiares dijeron a los periodistas que una madre y su hijo pequeño habían perdido la vida después de que un muro se derrumbó sobre ellos.

Cientos de miles se quedaron sin electricidad en República Dominicana.

Se emitió una alerta de huracán para el área metropolitana de Nueva Orleans, golpeada por el huracán Katrina en agosto de 2005.