La jefa de la Cámara de Representantes de EU, la demócrata Nancy Pelosi, aseguró este jueves que el comportamiento del presidente estadounidense, Donald Trump, durante el debate con el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, es de las cosas que le mantienen despierta por la noche.
“Como presidenta de la Cámara de Representantes, con el paso del tiempo, la gente me ha dicho ‘¿qué le mantiene despierta por la noche?’ La noche del debate vieron lo que me mantiene despierta”, aseguró Pelosi en su rueda de prensa semanal, en referencia al polémico cara a cara que protagonizaron el martes Trump y Biden.
“Ver a un presidente de Estados Unidos -agregó la poderosa líder demócrata- en un debate con un potencial mandatario negarse a condenar a los supremacistas blancos, negarse a comprometerse a una transición de Gobierno pacífica, que ignora la crisis climática mientras nuestro país está ardiendo y nuestras costas son golpeadas por feroces tormentas, que está ahí para destrozar la ley de Asistencia Sanitaria Asequible (Obamacare) en vez de acabar con el virus”.
El martes, Trump y Biden participaron en el primer debate con vistas a las elecciones de noviembre próximo, celebrado en Cleveland (Ohio), y que estuvo caracterizado por el caos y las constantes interrupciones por parte del presidente al aspirante demócrata, que por su parte llegó a perder los papeles en algún momento e insultó al mandatario, lo que ha creado polémica por el formato.
Según el diario The Washington Post, durante el encuentro, de 98 minutos de duración, hubo una media de una interrupción por minuto, siendo Trump responsable de 71 cortes, frente a 22 que hizo Biden, quien en algún momento de la discusión aseguró: “Es difícil hablar con este payaso”, en referencia a Trump, aunque rectificó enseguida con un “discúlpeme, persona”.
Para Pelosi, no se trata sólo de un debate “demócrata o republicano” y consideró que el presidente estadounidense “no respeta el cargo que ocupa”.
Pelosi señaló que el presidente es “auténticamente un matón”, mientras Biden “es una persona auténticamente decente que se preocupa por las familias trabajadoras estadounidenses”.
Uno de los episodios más controvertidos del debate tuvo lugar cuando el moderador preguntó al presidente si condenaría a los grupos supremacistas blancos y les pediría que no intervengan en las protestas raciales, que llevan desarrollándose en el país desde mayo pasado.
Trump respondió: “Seguro, estoy dispuesto (a pedirles que den un paso atrás), pero diría que casi todo lo que veo es del ala izquierdista, no del ala de derechas. Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa. Quiero ver paz”.
Este miércoles, la Comisión de Debates Presidenciales anunció que cambiará el formato del debate para favorecer una “discusión ordenada”.
Ese órgano no partidista informó en un comunicado de que el debate del martes “ha dejado claro que debería añadirse una estructura adicional al formato de los debates que quedan para garantizar una discusión más ordenada de los asuntos”.
Y adelantó que la Comisión “estudiará cuidadosamente los cambios que adoptará y anunciará las medidas en breve”.