El cantautor mexicano Joss Favela está pasando la cuarentena del coronavirus en el lugar que más ama y con su gente favorita. Sabe que es un “privilegio” que le ha confirmado la decisión de llamar su nuevo disco “LLEGANDO AL RANCHO”, que es para él “la mejor sensación del mundo”.
Cuando Favela habla del rancho, se refiere a la finca en la que viven sus padres y donde guarda lo único que le hace gastar “más de lo que debería”.
Allí, en el rancho Las Guayabillas, en el estado mexicano de Sinaloa, están “los caballos, que son lo único caro que compro. Ni siquiera tengo mi propia casa todavía”, dijo en una reveladora entrevista con Efe.
El artista de 29 años, considerado uno de los compositores más prolíficos del género regional mexicano, dio detalles sobre su proceso creativo, su peor travesura de pequeño y hasta las cosas que vuelven a sus músicos “totalmente locos”.
“Yo creo en la espontaneidad”, destacó Favela. Por eso no tiene un sistema para escribir y de hecho considera que los sistemas son enemigos de la creatividad.
La inspiración lo sorprende y él le responde “cuándo sea y cómo sea”, pues no es capaz de obligarse a escribir una canción, “ni siquiera cuando es para otros artistas”.