El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, denunció este martes la escalada agresiva de Estados Unidos contra su país “incluso en tiempos de pandemia”, defendió la labor internacional de los médicos cubanos y urgió a reformar la ONU ante “un orden internacional injusto y antidemocrático”.
“La agresividad ha escalado a un nivel cualitativamente nuevo, que refuerza su condición de impedimento real y determinante para el manejo de la economía y el desarrollo de nuestro país (…). No pasa una semana sin que ese Gobierno emita declaraciones contra Cuba o imponga nuevas restricciones”, afirmó el mandatario ante la Asamblea General de Naciones Unidas.
Frente a la renovada hostilidad de EE.UU. hacia la isla, que atraviesa serios apuros económicos agravados por la crisis sanitaria global, Díaz-Canel subrayó que la Revolución cubana “sabrá resistir y vencer”.