Un hombre de California llamado Tommy Piluyev interpuso una demanda en contra de Starbucks, acusándolos de haberle provocado graves quemaduras en varias partes del cuerpo, en particular sus genitales, tras el error cometido por uno de sus empleados.

Tommy adquirió hace unos días dos vasos de té Honey Citrus Mint en un drive-through de Starbucks de Roseville y accidentalmente, uno terminó siendo derramado sobre su cuerpo.

“Cuando el empleado se acercó a la ventana del coche para entregar la segunda taza al Sr. Piluyev, esta perdió su tapa, que debía estar sellada en el borde de la taza, derramándose el té caliente en la mano del demandante”, es lo que se lee en la denuncia federal presentada en Sacramento.

Por si fuera poco, cuando Piluyev tomó la taza y el agua se derramó, el recipiente tocó la ventana y se volcó sobre las manos, el estómago y zona pélvica. “Cubierto de té hirviendo e incapaz de abrir la puerta para escapar porque estaba cerca de la ventana de acceso”, agrega la demanda.

El hombre rápidamente salió con su camioneta del drive-through para poder estacionarse en otro lugar y poder quitarse el pants que llevaba puesto, el cual terminó completamente mojado. Tras sentir molestias, se dirigió a un hospital y los médicos le indicaron que había sufrido “quemaduras de espesor parcial con ampollas en la parte inferior izquierda del abdomen, muslos, pene, testículos, peritoneo y nalgas”.