El presidente Donald Trump enfrenta varias demandas, principalmente por cómo ha manejado sus empresas y el conflicto de intereses con su gobierno, pero la revelación del audio donde se escucha pedir “encontrar” más de 11 mil votos en Georgia para cambiar el resultado electoral podría abrirle la puerta a otra demanda.

Según expertos legales, el mandatario violó la ley en esa entidad al presionar al secretario de Estado, Brad Raffensperger, sobre los voto que ayudaran a anular la victoria electoral de Joe Biden.

En el audio publicado por The Washington Post se escucha al republicano reprendiendo a Raffensperger y al gobernador Brian Kemp para que hagan todo lo posible para cambiar el resultado de las elecciones en la entidad.

“Así que miren. Todo lo que quiero hacer es esto: solo quiero encontrar 11 mil 780 votos, que es uno más de los que tenemos, porque ganamos el estado. No hay nada de malo en decir, ya sabes, que lo has recalculado”, dice el presidente Trump.

Varios expertos en leyes señalan que eso constituyó una violación de la ley de Georgia por solicitud criminal de fraude electoral.

“El presidente pidió, en términos inequívocos, al secretario de Estado que inventara votos, que creara votos que no estaban allí”, dijo Anthony Michael Kreis, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Estatal de Georgia, a Politico.

A esa postura se sumó Jed Shugerman, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Fordham.

Ambos expertos señalaron que el presidente Trump no podría perdonarse a sí mismo si fuera acusado formalmente por la llamada telefónica, ya que el caso estaría en un tribunal estatal, no federal.

“La parte más dañina de la llamada es cuando Trump dice que el Secretario de Estado debería decir simplemente que ‘retabuló’ los números”, indicó Kreis.