La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos descubrió el pasado 30 de diciembre a 150 inmigrantes que estaban escondidos en un camión en la ciudad fronteriza de Laredo, Texas, según documentos judiciales revelados esta domingo.

De acuerdo con los documentos, los inmigrantes -algunos originarios de México y Venezuela- fueron encontrados cuando el camión en el que viajaban llegó a un puesto de control situado en una carretera en Texas, donde fue detenido por agentes fronterizos.

Cuestionado por un uniformado, el conductor del vehículo pesado, identificado como Joseph Winslow, aseguró que desconocía la carga que transportaba, por lo que el agente le remitió a una revisión especial.

El escáner aparentemente reveló ciertas irregularidades, razón por la que los oficiales fronterizos procedieron a inspeccionar el interior del camión.

Fue entonces que se detectó la presencia de los inmigrantes, algunos de los cuales declararon que habían pagado sumas de dinero, en cantidades no reveladas, para llegar a la Unión Americana.

Todos ellos, al igual que el conductor, fueron aprehendidos.

Winslow contó que en Laredo presuntamente le entregaron un teléfono celular y dinero en efectivo, y que su destino final era San Antonio, conforme a lo descrito en el parte oficial.

A lo largo de los últimos meses ha aumentado notablemente el número de inmigrantes indocumentados detenidos en las zonas limítrofes de EU. En noviembre, último mes con datos oficiales, se informó que se llevaron a cabo 67 mil 101 arrestos de inmigrantes. En septiembre esta cifra fue de 54 mil 771 y en mayo de 30 mil 836.