En 2019, José Antonio Yépez "El Marro" incursionó en el robo de gas LP y contrató a un técnico de Pemex experto en "picar" los poliductos.

Así lo documentó la Fiscalía General de la República (FGR) en la audiencia en la que "El Marro" fue vinculado a proceso en el Altiplano.

Tras la estrategia federal para combatir el huachicol, entre ellas cerrar la llave en el envío de combustible por los ductos que atraviesan Guanajuato, Yépez buscó otras fuentes de ingresos: el robo de gas.

Según la investigación de la FGR contra el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, tenía a servicio a un capitán del Ejército que le informaba sobre los puntos o tramos de poliductos donde había combustible para instalar las tomas clandestinas. Sitios conocidos como "pozos".

El año pasado, en el auge del robo de gas LP en Querétaro, Puebla y el Estado de México, Jorge alias "El Coquis", dijo a Yépez que su hermano "El Pelón" tenía un conocido en Querétaro apodado "Padrino", entre otras cosas experto en picar gasoductos.

"El Padrino" y "El Pelón" se vieron en septiembre en un restaurante conocido como Las Pampas.