Autoridades de la Isla del Padre se encuentran en alerta por las altas marejadas que se registran desde la noche del domingo, debido a los efectos de la tormenta tropical Beta.

El Servicio Meteorológico de Brownsville informó que esta tarde, la marea se encontraba por encima de los niveles previstos y podría superar los daños que dejó el huracán Ike hace 12 años.

"La marea está corriendo casi un metro por encima de los niveles previstos y con esta salida se espera que continúe, los niveles pueden llegar a 1 metro o más arriba sobre suelo seco en la costa, por marea alta esta noche.

"Esto estaría por encima de los niveles observados durante Ike en 2008", detalló en un comunicado emitido la tarde de este lunes.

Explicó que esto haría que el agua condujera bien a las dunas y / o creara una erosión más grave.