El serpentinero de los Cachorros de los Cubs, encontró la idea perfecta y autentica para derrochar una pequeña parte de su fortuna millonaria por sus años dentro de la Gran Carpa y que mejor obsequio para sus seguidores que una lluvia de cerveza para sus seguidores de la “Ciudad de los Vientos”.
Y es que el lanzador quiere devolverle todo el amor y cariño que le brindó a una de las aficiones más fieles de las Grandes Ligas y eso se debe a que posiblemente para la próxima temporada ya no será un Cachorro en caso de que la organización no le ofrezca una renovación y quede como agente libre, por lo que se adelantó a los hechos e hizo una despedida alocada.
Y es que Lester se presentó en cuatro establecimientos que venden bebidas embriagantes para pagar comprarle cerveza a todos los clientes presentes de los lugares de la zona para darles un festejo del tradicional fin de semana de Halloween inolvidable, por lo que gastó miles de dólares en cerveza para complacerlos.
Lestes despilfarró la cantidad de 47 mil 94 dólares con 90 centavos entre el viernes y domingo entre cerveza y propinas, fue 31 mil 82 dólares con 62 centavos, mientras que en las propinas aportó el 34 por ciento de lo gastado, lo que equivalió en 16 mil 12 dólares con 27 centavos y ese porcentaje lo aplicó simbolizando el numero que usaba en su casaca con los Cubs.
Lester compartió en su cuenta de Twitter los recibos de los pagos que aplicó en la compra de la cerveza, donde agradeció a la ciudad de Chicago por el amor y apoyo que le brindaron durante su etapa en la franquicia, pero no descartó el hecho de que si podría estar un año más en el equipo.