El actual gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, siempre ha estado envuelto en la polémica: primero como jugador de fútbol y ahora, como político.

Cuauhtémoc Blanco incursionó en la política en el año 2015 de la mano del Partido Social Demócrata de Morelos, cuando ganó las elecciones para ser presidente municipal de Cuernavaca, la capital del estado de Morelos. Y desde ese entonces, los escándalos no han dejado de surgir.

Este 9 de junio, se dio a conocer el más reciente. Reforma publicó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) está indagando algunos depósitos injustificados del equipo del gobernador.

En la denuncia que se tiene en la Fiscalía General de la República (FGR), la UIF reportó que Édgar Riou Pérez, primo y secretario particular de Blanco, hizo diversos depósitos injustificados a la esposa y al medio hermano de Cuauhtémoc en 2016, cuando aún era alcalde de Cuernavaca. Se realizaron otros más en 2019, cuando Blanco ya estaba en la gubernatura.

El 12 de febrero de 2019, se depositaron 200,000 pesos a Natalia Rezende Moreira y 29 de septiembre de 2016 retiró 160,000 en un cheque a favor de Ulises Bravo.

“Las operaciones descritas no resultaron ser por montos tan significativos, pero la realidad es que no se encuentra un motivo por el cual el secretario particular del gobernador haya erogado recursos a favor de Natalia Rezende y Ulises Bravo Molina, puesto que entre éstos no se advierte una relación distinta al de parentesco, es decir, en apariencia no existe una causa para que dicho sujeto haya efectuado la expedición de los cheques analizados”, señala la UIF.

Por otra parte, Jaime Tamayo Godínez, amigo Cuauhtémoc y quien fue designado como apoderado de su marca “Cuauhteminha”, habría recibido en sus cuentas bancarias 558.2 millones de pesos entre 2013 y 2019.

Las autoridades identificaron que en una cuenta de Tamayo había 505.4 millones de pesos de agosto de 2016 a octubre de 2018 y pagos, uno de ellos por 5 millones de pesos para Comercializadora Prato, la cual fue catalogada como empresa fantasma o "fachada".

Pese a que Tamayo es quien más dinero administra, la UIF denunció ante la FGR a Édgar Riou Pérez.