Viajar en plena pandemia y una exótica mascota: Maluma está en el centro de la polémica.

El cantante de reggaetón Maluma compartió imágenes de cómo está pasando la cuarentena en su enorme casa de Antioquía, en Colombia, y como con cada aparición en sus redes sociales, el intérprete generó múltiples comentarios entre sus seguidores.

Juan Luis Londoño Arias, su nombre real, dejó ver que su familia posee un lugar muy importante en su vida; y para pasar el periodo de aislamiento, se llevó consigo a su madre y a su abuelo, con quien mostró sus dotes de barbero.

En días pasados, el cantante de Felices los cuatro compartió una imagen a través de sus instastories donde presume su piscina y los momentos de relajación que vive en su propiedad, pero lo que más llamó la atención es un animal exótico que aparece a cuadro.

En un costado de la alberca se aprecia una enorme iguanastory que el cantante acompañó con el texto “We have some company / Tenemos alguna compañía”.

No es la primera vez que el colombiano muestra su fascinación por los animales peculiares, pues el año pasado presentó en redes a Juanita del Mar, su burrita bebé a la que mantiene en su propio establo. “Aquí con ‘Juanita Del Mar’, la nueva bebé de la casa. Medallo me luce”, escribió al pie de la imagen.

También se sabe que el cantante de GPS posee un caballo de exhibición y cuatro perros, con quienes también pasa su aislamiento.

Debido a la crisis sanitaria por la que atraviesa gran parte del mundo, decenas de aeropuertos han tenido que cesar operaciones dejando a muchas personas sin poder viajar entre países.

Este sábado, el presentador del programa La red, del canal Caracol, Carlos Vargas, comentó que Maluma ya no se encontraba en suelo colombiano, ya que habría salido del país a bordo de su avión privado con rumbo a Estados Unidos, por lo que su compañera Mary Méndez preguntó de manera irónica que si ya habían abierto los aeropuertos y ella no se había enterado.

Antes de que se vayan contra el pobre Maluma, resulta que él se fue para Miami, pero para él poderse ir tuvo que haber pedido un permiso a la Aerocivil, que fue otorgado y se fue