Las almendras crudas, sanas y deliciosas son una excelente opción para un bocadillo, en casa o en el trabajo. Esto se debe principalmente a que son fáciles de llevar a todas partes, no hacen un desastre cuando las comes, no tienen un olor fuerte, y están llenas de vitaminas y minerales como la vitamina A, el complejo B, C y E. Las almendras también son una buena fuente de proteínas, grasas insaturadas y fibra.

Comer un bocadillo nutritivo entre el desayuno y el almuerzo o unas horas antes de la cena puede ayudarte a deshacerte de esa sensación de hambre que te hace comer porciones enormes. Comer diez almendras como tentempié aporta menos de 80 calorías, es decir, aproximadamente las mismas calorías que una manzana. Teniendo en cuenta el hecho de que una dieta regular es de alrededor de 2000 calorías por día, esto es realmente genial, ¿no crees?

¿Estás listo para ver lo que le pasa a tu cuerpo si comes 10 almendras cada día?

1. Mejora la memoria

¿Te cuesta recordar lo que has desayunado hoy y cuándo es tu aniversario de boda? Bueno, es más común de lo que podrías pensar. Puedes tomar diferentes suplementos para ayudarte con tus problemas de memoria, o puedes comer solo diez almendras por día.

2. Es más fácil construir masa muscular

¿Trabajas duro en el gimnasio todos los días pero no ves los resultados esperados? No siempre es muy fácil construir masa muscular. Más que esto, perder músculos es en realidad mucho más fácil que adquirirlos. En otras palabras, puedes hacer ejercicio durante un mes para ver algunos resultados y perderlos en unas pocas semanas si dejas la rutina de ejercicio físico.

3. Reduce la inflamación en el cuerpo

Hoy en día, hay muchos estudios que muestran una conexión entre diferentes enfermedades crónicas o severas y la inflamación en el cuerpo. La inflamación en el cuerpo puede ser causada por muchos factores externos e internos, incluyendo nuestras dietas. Pero, tal parece, ¡la ayuda también viene de nuestra dieta!

4. Mejor presión arterial

Si tienes problemas de salud asociados con la presión arterial, lo más probable es que tarde o temprano tengas que tomar medicamentos para ello. Si tus padres sufren de esta condición, es posible que tú también lo hagas más adelante.

5. Reduce el riesgo de malformaciones congénitas en los recién nacidos

¿Sabías que en Israel, las futuras madres tienen como prioridad comer almendras y dátiles todos los días? ¿Por qué elegirían las almendras en lugar de otras nueces y frutas? Bueno, se trata del contenido de ácido fólico en las almendras. El ácido fólico ayuda a reducir la incidencia de malformaciones congénitas en los recién nacidos.

6. Ayuda en el proceso de pérdida de peso

Acabamos de mencionar los antojos del embarazo y los ataques de hambre que a menudo tenemos cuando pasan más de tres horas entre comidas. Si te sientes absolutamente hambriento antes de la cena y tienes la tendencia de asaltar la nevera, debes saber que esto afecta a tu peso a largo plazo. Cuando estamos demasiado hambrientos antes de una comida tendemos a subestimar la cantidad de comida que realmente necesitamos para saciarnos.

7. Previene el estreñimiento

Incluso si no tienes problemas de peso, puedes considerar añadir diez almendras a tu dieta, ya que esto puede ayudarte a evitar el estreñimiento. Nuestra dieta a menudo carece de suficiente fibra, y esto se traduce en estreñimiento y otros problemas del tracto digestivo.