Una amplia e intensa ola de clima invernal que recorre Estados Unidos probablemente provocó la muerte de dos personas en Texas, donde una inusual emergencia por la nieve dejó sin electricidad el lunes a más de cuatro millones de personas, obligó a cerrar las tiendas de comestibles y las escuelas, y paralizó los viajes por aire.

Conforme la noche amenazaba con provocar un descenso en las temperaturas, las autoridades advirtieron que las viviendas que aún no tenían energía eléctrica probablemente no disfrutarán de calefacción al menos hasta el martes, al tiempo que aumentaba la frustración y la red eléctrica del estado se veía sujeta a creciente demanda y críticas.

“Probablemente las cosas empeoren antes de mejorar”, dijo Lina Hidalgo, jueza del condado Harris, la funcionaria electa más importante en el condado de casi 5 millones de personas que rodea a Houston.

La policía reportó que dos hombres fueron hallados muertos en caminos del área de Houston.

Aún se desconocían las causas de los fallecimientos, pero las autoridades dijeron que probablemente se debió a las temperaturas por debajo del punto de congelación.

El deterioro en las condiciones atmosféricas también afectó la entrega de nuevos envíos de vacunas contra el COVID-19, que se prevé se demoren al menos hasta mediados de la semana.

Apagones masivos en Houston afectaron unas instalaciones donde se almacenaban 8,000 dosis de la inoculación de Moderna, ante lo cual las autoridades de salud tuvieron que movilizarse para localizar a quién aplicárselas, al tiempo que las autoridades le pedían a la gente que permaneciera en sus casas.

Las temperaturas descendieron notablemente incluso en la sureña ciudad de San Antonio, y viviendas que ya llevaban horas sin electricidad no tenían certidumbre de cuándo se restablecería el servicio.

La sobrecargada red eléctrica del estado comenzó a generar apagones que normalmente sólo suelen ocurrir durante los veranos con temperaturas de 100 grados Fahrenheit.

La tormenta formó parte de un sistema masivo que trajo consigo nieve, aguanieve y lluvia helada a las planicies del sur, y estaba extendiéndose a través del Valle de Ohio y hacia el noreste.

El Southwest Power Pool, un grupo de compañías de electricidad en 14 estados, pidió apagones escalonados porque el suministro de reservas de energía se había agotado.

Algunas empresas dijeron que estaban iniciando apagones, mientras que otras exhortaron a los consumidores a reducir el consumo de energía.