El martes, el condado de Polk emitió una orden de evacuación voluntaria especialmente dirigida a aquellos que pueden vivir en viviendas deficientes. Esta mañana, con el rápido fortalecimiento del huracán Laura, el juez del condado de Polk, Sydney Murphy, lo actualizó a una evacuación obligatoria.

Específicamente, la orden ordena a los residentes que viven en viviendas deficientes definidas como casas móviles y remolques de viaje a evacuar a un lugar más seguro. Esta orden de evacuación entró en vigor el miércoles por la mañana a las 8.