La pandemia del coronavirus no muestra señales de desaceleración en Estados Unidos, donde la cifra de contagios alcanzó este sábado los 322,896 casos, mientras que las muertes llegaron a los 9,094, según los últimos datos de NBC News.
 
Nueva York sigue siendo el principal epicentro del brote en el país, con 4,159 fallecimientos a causa del COVID-19 y 122,031 casos.
 
Los otros estados más afectados por la pandemia son Nueva Jersey, con 34,124 casos y 846 muertes; Washington, con 7,591 casos y 310 muertes; y California, con 13,855 casos y 319 muertes, de acuerdo con las cifras del sábado.
 
El aumento de la cifra ocurre a un día que se reportara haber alcanzado los 8,000 fallecidos y a hora de que el director de salud de EEUU, Jerome Adams, alertara que está por comenzar "la semana más dura... será el momento más difícil para muchos estadounidenses en toda su vida".