Guanajuato.- Pese a la declatoria de Emergencia Sanitaria Nacional por la panemia de coronavirus, mientras los gobiernos de Irapuato y León toman medidas para que sus ciudadanos se queden en sus casas, y cuando al gobierno del estado le preocupa el primer contagio comunitario; el alcalde panista de Guanajuato capital, Alejandro Navarro Saldaña, llama a la sociedad a que asista a la venta de flores previa al Viernes de Dolores, a donde concurrirán miles de personas.

Desde este miércoles al menos unos 50 vendedores de flores se han apostado en el Jardín del Cantador de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad, esperando la llegada de vecinos y turistas, dando pie a las fiestas de Semana Santa.

El Gobierno Municipal ha presumido a través de un comunicado, que habrá “todas las medidas de prevención en materia de salud”.

Pero apenas este miércoles el Secretario de Salud, Daniel Díaz, informó en rueda de prensa virtual, sobre la aparición del primer contagio comunitario de Covid-19 en San Miguel de Allende, por lo que reiteró el llamado a quedarse en casa. En tanto León e Irapuato cerraron su centro histórico para evitar contagios, incluso en la Capital Fresera ya fueron arrestadas siete personas por ignorar los llamados de cuarentena.

Pero en Guanajuato Capital la venta de flores se extenderá hasta este viernes a las seis de la tarde. Los venderores provenientes de comunidades rurales del municipio, venderán alelíes, nubes, manzanilla, espuelas, trigo e hinojo, que se utilizan en la tradición de colocar altares a la Virgen de los Dolores para iniciar la Semana Santa.

El comunicado indica que fue acotada la zona de venta en el Cantador, separando los puntos de venta 3.5 metros en promedio, al tiempo en que fueron instalados filtros sanitarios en los accesos con gel antibacterial, además de la repartición de cubrebocas entre los productores.