La India quedó este domingo a unos miles de casos de alcanzar los 6 millones de infecciones por coronavirus desde el inicio de la pandemia y se acerca a los números de Estados Unidos, que con unos 7.2 millones de casos es el país más afectado por la pandemia.
Según los últimos datos del Ministerio de Salud indio, el gigante asiático registró en las últimas 24 horas 88 mil 600 nuevas infecciones de la Covid y mil 124 fallecimientos, elevando el total de muertos a casi 95 mil.
El número de nuevas infecciones experimentó una bajada en las últimas jornadas, pasando del récord mundial de 97 mil 570 infecciones en un solo día a 75 mil 83 casos el pasado lunes, aunque el país experimenta de nuevo un aumento en los números.
En total, este país de mil 300 millones de habitantes suma 5.9 millones de casos, aunque expertos y estudios de seroprevalencia alertan que las cifras reales podrían ser muy superiores a las reportadas oficialmente.
En ciudades como Nueva Delhi, donde viven unos 20 millones de personas, casi un tercio de los habitantes cuentan con anticuerpos contra el coronavirus, según el estudio de este tipo publicado a mediados de septiembre, el más reciente.

AUGE DE CASOS EN EL MUNDO RURAL
La extensión de la Covid-19 a las áreas rurales de la India inquieta también a los expertos.
Si el Gobierno indio defiende como un éxito el estricto confinamiento impuesto a finales de marzo, que forzó a la India a un súbito parón, voces críticas como el opositor Partido del Congreso han denunciado que contribuyó a un descomunal éxodo de las ciudades al campo.
Según estimaciones del propio Gobierno, algo más de 10 millones de trabajadores migrantes procedentes del mundo rural emprendieron el camino de vuelta, desde las megalópolis indias a sus estados natales, al verse súbitamente sin trabajo ni dinero.
El estado occidental de Maharashtra, el más afectado por la pandemia, es un buen indicativo de cómo la pandemia ha pasado de las megalópolis indias al campo, donde vive la gran mayoría de la población india y la infraestructura sanitaria es más deficiente.
Si a principios de junio más de la mitad de los nuevos casos del estado se concentraban en Bombay, el pasado miércoles las zonas rurales de Maharashtra acaparaban más del 80 % de las nuevas infecciones.