Como te hemos informado en las últimas semanas, el gobierno de Estados Unidos ha estado señalado a TikTok como una amenaza para la seguridad nacional debido a sus prácticas relacionadas con la privacidad y, al parecer, sí estaba espiando a sus usuarios, al menos en Android.

De acuerdo con información dada a conocer por The Wall Street Journal, hasta finales del año pasado, la aplicación de videos cortos estaba usando una capa de cifrado para ocultar un sistema capaz de rastrear a los usuarios de Android a través de la dirección MAC de su dispositivo, sistema que eludía las políticas de Google.

Hay que explicar que una dirección MAC es un identificador único y fijo asignado a un dispositivo conectado a internet, lo que significa que puede utilizarse para rastrear a un usuario en particular y generar perfiles para, por ejemplo, orientar anuncios, incluso si llega a borrar su ID de publicidad.

La herramienta oculta de TikTok no solo no permitía a los usuarios optar por no participar sino que tampoco les informaba que se estaba realizando un seguimiento que, se calcula, se mantuvo por al menos 15 meses.

Sin embargo, este seguimiento terminó en noviembre pasado cuando el escrutinio por parte del gobierno de Estados Unidos se incrementó.

Una portavoz de TikTok no negó el análisis publicado por el medio ni respondió a preguntas específicas pero envió la siguiente declaración en la que la empresa reitera que nunca ha proporcionado datos de usuarios estadounidenses al gobierno chino: