El Gobierno de México informó que por Texas pasa el 41 por ciento de las armas ilícitas que llegan al país.

Las autoridades señalaron que, a noviembre de 2020, había 60 mil 30 sitios con licencia federal para adquirir armas de fuego en Estados Unidos, lo cual ha tenido un impacto en el flujo ilícito de estos productos hacia el territorio mexicano.

Los estados que concentran estos centros son Texas (5 mil 938), Florida (2 mil 801), Pensilvania (2 mil 482), Ohio (2 mil 240) y Carolina del Norte (2 mil 212), según la Agencia estadounidenses de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés).

"Por Texas pasa 41 por ciento de las armas que se introducen ilegalmente a México", indicó Fabián Medina, jefe de la oficina del Canciller del País.

Las cuatro entidades fronterizas suman 9 mil 811 armerías. A Texas le sigue California, con mil 908 de estos sitios, luego están Arizona, con mil 413; y Nuevo México, con 551.

Según la ATF, de 2010 a 2018, Estados Unidos manufacturó e importó un total de 116 millones 679 mil 493 armas de fuego, como pistolas, revólveres, rifles y escopetas.