Ninguno de los voluntarios que participaron en las fases 1 y 2 de los estudios clínicos de la vacuna anti-COVID Sputnik V, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, se enfermó, informó el Instituto de Trasplantes y Biotecnologías, una de las entidades que organizaron los ensayos.

"Ha pasado medio año desde el momento en que se llevaron a cabo las pruebas (...) seguimos constantemente el estado de salud de los voluntarios y ninguno de ellos contrajo la enfermedad", dijo Vadim Tarásov, director del organismo.

Los ensayos de la vacuna de Gamaleya comenzaron el 18 de junio en la sede de la Universidad de Medicina Iván Sechenov, a la que pertenece el Instituto de Trasplantes y Biotecnologías.

En los ensayos en los que tomaron parte 38 voluntarios, se comprobó que Sputnik V era segura. Todos desarrollaron inmunidad al Covid-19.