Para muchos mexicanos y gobernadores en México, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell se ha convertido en un villano público ante las enormes críticas a la estrategia de contención contra la pandemia de Covid-19 que ha impuesto, y en otro caso, para otros es el zar federal o un héroe contra el coronavirus que ha evitado un mayor desastre sanitario en el país.

Una de las fuertes polémicas que ha generado entre los mexicanos es sobre la utilidad del uso de cubrebocas, en el cual había dicho en reiteradas ocasiones durante las conferencias vespertinas realizadas en Palacio Nacional, que no servían para evitar el contagio entre la población, que para muchos es considerado un apoyo a la posición científica planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que ha sido criticado por no usar en los cubrebocas en sus giras o reuniones públicas.

Para muchos el cubrebocas tiene una suma importancia, debido a que constituye una barrera para evitar que el nuevo virus ingrese al organismo, ante el elevado número de contagios y muertes que se han presentado en los estados
, de la epidemia que oficialmente inicio en México el pasado 27 de febrero, fecha de la confirmación del primer caso de Covid-19.

Fue hasta el 19 de agosto, cuando López-Gatell se mostró ante los medios de comunicación con el uso de cubrebocas, 
que la primera vez durante toda la conferencia de prensa número 173 sobre la situación de la pandemia de coronavirus en México que se realizó en San Luis Potosí.

El funcionario federal había considerado que el usar el cubrebocas no podía detener la entrega del virus a las personas, pero si inferir en la salida del mismo, y solamente había considerado que es un instrumento auxiliar en la prevención de esta enfermedad

En ese momento argumentó su postura sobre este tema polémico "se conoce que pude interferir con la salida de las partículas líquidas de la nariz y la boca que llevan el virus, y que por lo tanto son las partículas contagiantes, para que no lleguen a la cara, a la vía respiratoria o a los ojos de una persona", agregaba López-Gatell en la conferencia del 12 de agosto.

Cuando se le preguntaba sobre si recomendaba usar el cubrebocas, el decía que no hay evidencia útil que precise con certeza que este instrumento va a ser capaz de evitar que el virus no llegue y contribuya a que sea una barrera de suficiente densidad del material,
 es decir, que sean grupos como los modelos N95, que son los recomendados para el personal de salud y luego fueron usados por muchas personas.