La tarde de este martes se registró una fuerte explosión en Beirut, Líbano, dejando un “inumerable” número de heridos, fue calificada por el gobernador Philip Boulos como “un desastre nacional parecido a Hiroshima”.
Las autoridades han instruido a los hospitales para recibir a los heridos que dejó la explosión, los cuales se estima que vayan en aumento.
Por su parte, el ministro de Salud, Hamad Hassan, dijo a medios locales que la explosión ha sido atribuida a un barco que transportaba fuegos artificiales.
La explosión sacudió varias partes de la ciudad. Residentes reportaron ventanas rotas y la caída de techos falsos, incluso a kilómetros de distancia.