El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que está vigilando "de cerca" el aumento de casos de coronavirus en Latinoamérica y que está analizando la situación en la frontera con México para frenar la enfermedad.

"Mi Administración está monitoreando de cerca el creciente número de casos en Latinoamérica, que ahora es la región del mundo, con diferencia, donde se han reportado más infecciones activas", manifestó el mandatario en declaraciones a la prensa en Carolina del Norte.

Trump no se refirió a ningún país en específico de Latinoamérica y se limitó a decir que su Administración está vigilando la evolución de la pandemia en la región.

"Dada esa realidad, de lo que acabo de decir, nos estamos enfocando agresivamente en la frontera de Texas (con México) y en aquellos países que creemos que tenemos que vigilar con mucho, mucho cuidado. Hay países muy, muy infectados fuera de nuestras fronteras", valoró.

En mayo, el mandatario prohibió la entrada a Estados Unidos de pasajeros procedentes de Brasil, el país más golpeado por la pandemia en Suramérica con más de 87 mil muertos y 2.4 millones de casos, según el último balance oficial del Gobierno del ultraderechista de Jair Bolsonaro, aliado de Trump.