El presidente de EUA, Donald Trump, tildó de “acoso ilegal” y “exceso” la reclamación de sus declaraciones de impuestos que ha hecho la Fiscalía de Manhattan (Nueva York) a su empresa de contabilidad como parte de un litigio en el que se investigan los pagos secretos de su campaña electoral a una actriz porno.
Los abogados de Trump entregaron este lunes un nuevo documento en el tribunal neoyorquino donde las dos partes llevan enzarzadas cerca de un año por el acceso de la Fiscalía a sus declaraciones financieras de casi una década para ver si contienen pruebas de “transacciones potencialmente inadecuadas”, algo que el presidente intenta evitar.
La semana pasada, la oficina del fiscal Cyrus Vance pidió al juez desestimar las maniobras legales de Trump para bloquear el acceso a esa información fiscal y apuntó a que la investigación es más amplia de lo que se pensaba, ya que citó entre otras cosas “supuestos fraudes de seguros y bancarios” por parte de la empresa del ahora presidente.
La defensa de Trump respondió este lunes quejándose de que la reclamación de la Fiscalía a la firma Mazars, que llevó la contabilidad tanto del magnate como de la Organización Trump, para que entregue las declaraciones de impuestos de sus ganancias de los últimos ocho años, es “excesiva” en relación a la investigación sobre los pagos y supone un “acoso ilegal”.