A menos de cuatro meses de la elección presidencial en Estados Unidos, Donald Trump cambió a su director de campaña electoral para que sea Bill Stepien, mientras que Brad Parscale, quien ocupó ese cargo, estará a cargo de estrategias digitales y datos.

A través de Twitter, el mandatario estadunidense reconoció a ambos aliados electorales del republicano: "estuvieron muy involucrados en nuestra histórica victoria de 2016, y espero tener una gran y muy importante segunda victoria juntos".

"Esto debería ser mucho más fácil ya que nuestros números de encuestas están aumentando rápidamente, la economía está mejorando, las vacunas y la terapéutica (para el coronavirus) están en camino, y los estadounidenses quieren calles y comunidades seguras", escribió en su cuenta de Twitter,

Esa reorganización se produce en un momento en que el mandatario republicano, debilitado por su gestión de la pandemia de coronavirus, pierde cada vez más terreno ante su rival demócrata, Joe Biden, en los sondeos.