Un extraño fenómeno se vivió este fin de semana en Piedras Negras y en Eagle Pass, luego de que las casas mortuorias o de servicios funerarios registraron una saturación, en donde incluso la demora para entrega de familiares de personas fallecidas y que serán cremadas supera los tres días.

Según una revisión realizada por Zócalo Piedras Negras, este fin de semana entre Eagle Pass y Piedras Negras se registraron 48 personas fallecidas, lo que ha ocasionado que funerarias que ofrecen el servicio de cremación ya tienen más de 20 cuerpos en espera acumulados en sus cuartos fríos o incluso en breve requerirán de contratar un camión o caja de tráiler refrigerada para mantenerlos ahí hasta que se realice el servicio.

En Eagle Pass hay al menos 13 personas fallecidas el fin de semana, tres confirmadas por Covid y dos sospechosas y en Piedras Negras hay 35 personas.

En un recorrido por el panteón municipal también se pudo constatar que ya se han ocupado 15 de los 70 espacios generados para estar preparados en la pandemia, en donde en su mayoría se registran personas de la tercera edad.

La zona fronteriza de Coahuila y Texas suma más de 3 mil 500 contagios, más de 2 mil entre Del Río-Eagle Pass y el resto en Ciudad Acuña y Piedras Negras.