La tormenta tropical Zeta, que se formó en el Caribe y apunta hacia la Península mexicana de Yucatán, podría convertirse en huracán en las próximas horas, aunque se mantiene estacionaria en las aguas cálidas de la cuenca caribeña, casi equidistante entre Cuzumel (México) y el occidente cubano.
Zeta es la vigésimo octava tormenta de este año en el Atlántico y, de convertirse en huracán, sería el undécimo de esta activa temporada.
A las 08:00 horas, el centro de Zeta fue localizado a 470 kilómetros al Sur-Sureste del extremo más occidental de Cuba, y a 445 kilómetros al Sureste de la isla de Cozumel.
Lleva vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora, indicó un boletín del Centro Nacional de Huracanes (MHC) estadounidense.
El Gobierno de México ha emitido una alerta de huracán para la Península de Yucatán, desde Tulum hasta Río Lagartos, incluido Cozumel, según el observatorio que tiene su sede en Miami.
Zeta está casi estacionaria, pero hoy se espera un lento movimiento hacia el Noroeste.
Según la trayectoria pautada, el centro de Zeta pasará al sur del oeste de Cuba el lunes temprano, y se moverá cerca o sobre el norte de la Península de Yucatán o el Canal de Yucatán a última hora del lunes.
El martes avanzará hacia las aguas del Sur del Golfo de México, y ese mismo día puede llegar al Golfo de México central, indicó el NHC.
La actual trayectoria de Zeta, que según el gráfico del observatorio podría incluir el sur de Estados Unidos a partir del miércoles de la próxima semana, es similar a la de otros sistemas que este mes atravesaron el área.
La tormenta tropical Gamma se fortaleció el 4 de octubre después de dejar la mexicana península del Yucatán y salir a aguas del Golfo de México, y el huracán de categoría 2 Delta tocó tierra pocos días después cerca de Puerto Morelos (México), para seguir rumbo hacia la costa Sur de Estados Unidos, donde volvió a tocar tierra en Luisiana.
Zeta dejará abundantes lluvias en el Centro y Oeste de Cuba, las Islas Caimán, Jamaica, el Noreste de la Península de Yucatán (México) y el Sur y los Cayos de Florida, según el NHC.
Por otra parte, el huracán Épsilon, que continúa moviéndose por aguas más frías en el Atlántico norte, tiene pronosticado degradarse hoy en un ciclón pos-tropical.
Este sistema no ha tocado tierra, aunque el pasado miércoles se convirtió en “huracán mayor” cerca de las islas Bermudas.
Épsilon lleva vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora y a las 09:00 horas su centro fue localizado a 435 kilómetros al Sur de Cabo Race, en la isla canadiense de Newfoundland.
Con Épsilon, que actualmente tiene categoría 1 en la escala de huracanes de Saffir-Simpson, son 10 los huracanes formados en esta temporada, de los cuales el mayor fue Laura, que tocó tierra en Luisiana a fines de agosto y causó al menos 77 muertes y daños por 14.100 millones de dólares en todo su recorrido.
El anterior huracán a Épsilon, Delta, también tocó tierra en Luisiana, en este caso el 9 de octubre.
Esta temporada de huracanes en el Atlántico, que oficialmente finaliza el 30 de noviembre, es la segunda más activa desde que se tienen registros. Sólo en la de 2005 se registraron más tormentas y huracanes.
Épsilon es el nombre de una letra del alfabeto griego. Las letras griegas se usan para denominar a tormentas y huracanes cuando se agota la lista de 21 nombres que confecciona para cada temporada ciclónica la Organización Meteorológica Internacional.
En 2005, el año de los poderosos huracanes Katrina y Wilma, hubo una tormenta Épsilon.