Santos dio un golpe que podría ser mortal al derrotar 3-0 al Puebla en la semifinal de ida de la liguilla del Guardianes 2021.

El conjunto lagunero se confirmó como el mejor equipo de local en los dos últimos años en Liga MX y le pasó por encima a la Franja con una actuación contundente que lo coloca con un pie en la gran final.

Frenar al Puebla y su ímpetu a prueba de cualquier circunstancia no era tarea fácil, pero Santos Laguna lo hizo ver como algo muy sencillo, marcando territorio desde antes de que se cumpliera el minuto de juego, cuando, vía Eduardo Aguirre, llegó el primer gol de la noche mágica en el TSM.

Del equipo de Guillermo Almada hay que destacar a dos hombres, fundamentales por igual, para este gran paso que dieron de cara a la consumación de sus aspiraciones de ser campeón: Eduardo Aguirre y Carlos Acevedo.

En el caso del Mudo, por tercer encuentro consecutivo en el TSM anotó doblete, una estadística que refleja el buen momento por el que atraviesa el atacante lagunero, clave en el contundente paso de su equipo en esta fase final.

Ya se dijo, el reloj no marcaba ni los 40 segundos de haber iniciado el partido cuando Aguirre dio cátedra de su instinto goleador, adelantándose a la marca para empujar un balón al primer palo del arco de Silva.

La segunda anotación fue un balde agua fría para los poblanos, ya que llegó justo en el momento en que los dirigidos por Nicolás Larcamón más acechaban la meta de Acevedo.

 

Eduardo apagó el fuego ingresando al área tras una buena conducción para cruzar al guardameta de los camoteros.

El otro jugador clave para el triunfo santista fue su arquero, Carlos Acevedo.

El joven portero fue exigido por el brío que Puebla mostró para tratar de empatar el partido tras el primer gol de Aguirre y respondió con gran autoridad evitando, por lo menos, que tres acciones que ya se cantaban como gol terminaran en el fondo de su arco.

Además de Aguirre y Acevedo, la labor de Félix Torres en zona baja, con liderazgo y manteniendo a raya a Ormeño, Araujo y Fernández, además del trabajo de Gorrarián y Valdéz en mediocampo fueron factor.

Y ni qué decir del colombiano Preciado, autor del tercer gol, quien también ligó su tercer encuentro convirtiendo en el TSM.

Puebla, por su parte, solo fue por lapsos, quedó a deber. Una muestra del declive que ha tenido el equipo de Larcamón son los cinco partidos que ya suma sin poder anotar. Así, ningún equipo puede aspirar a ser campeón.

Get our free mobile app

En lo individual, mucho del poder ofensivo extraviado por Puebla pasa por la baja de juego de Santiago Ormeño. No es casualidad que el goleador tenga la misma racha de partidos sin anotar que la del equipo.

Los camoteros deberán apelar a un milagro para lograr levantarse de una desventaja de tres goles en el estadio Cuauhtémoc.

1.- PARA ALERTAS COMO ÉSTA TE RECOMENDAMOS BAJAR NUESTRA APPLICACIÓN, (Ligas, links, enlaces abajo).

2.- IR A ALERTAS Y ACTIVAR TODAS LAS NOTIFICACIONES