El presidente dijo que este 1 de septiembre dará detalles de cómo se está enfrentando la doble crisis económica y sanitaria, derivada de la pandemia del Covid-19.

Dijo que pese al adverso escenario "vamos bien" porque se están atendiendo enfermos y se cuenta con el apoyo del personal médico.

"No faltaron camas, ventiladores para atender enfermos y vamos avanzando poco a poco, pero vamos saliendo de esta pesadilla, no ha pasado la pesadilla por completo", dijo el mandatario.

El mandatario destacó que en el tema económica "nos ha ido mejor" con la estrategia que se aplicó de apoyar a las micro y pequeñas empresas.

Previo a su segundo informe de gobierno, dijo que ya tiene indicadores que "demuestran que estamos saliendo de la crisis económica".

"Estamos saliendo con costos bajos porque en otros países aplicaron la estrategia de siempre: de endeudarse, para inyectar recursos arriba, en las corporaciones".

"Nosotros no nos endeudamos, y con una política de austeridad, el gobierno se apretó el cinturón"

López Obrador explicó que se logró liberar fondos para apoyar la economía de abajo de manera directa y que esto se logró con el apoyo de remesas de paisanos en Estados Unidos.

Admitió que nuestra deuda externa va a subir porque se ha depreciado el peso toda vez que la deuda está contratada en dólares.

Agregó que no va haber inflación y que no se reduce sino se amplían los montos destinados a los pobres en los programas de bienestar. "Vamos saliendo", concluyó.