Repartidor de pizzas, de 89 años de edad, que trabaja 30 horas a la semana, recibió una propina de 12 mil dólares de parte de uno de sus clientes habituales.
El hombre decidió retribuir de esta manera la amabilidad de Derlin Newey, quien no ha dejado de trabajar a pesar de su edad, porque no le alcanza el dinero que recibe de su jubilación.
Carlos Valdés, el cliente, empezó a subir videos del trabajo que realizaba el anciano a su cuenta de TikTok, y de inmediato empezó a ganarse el corazón de los internautas.
Es una locura. Todo el mundo lo ama, comentó, tras darse cuenta de los comentarios y ver como subía el número de seguidores.
Los seguidores, dijo, pronto empezaron a interesarse en saber por qué Newey seguía trabajando, a esa edad, lo que lo llevó a impulsar una campaña para recibir donaciones.
Los usuarios lograron juntar 12 mil dólares (cerca de 268 mil 327 pesos) para el empleado de Papa John’s, a quien para no hacerlo sentir mal le dijeron que sería una propina por su compromiso con los clientes.
La familia Valdez llamó a la puerta de la casa de Derlin Newey y le entregó el cheque firmado por la familia TikTok.