McAllen, Texas.- Las autoridades del Condado de Hidalgo, que incluye a McAllen, anunciaron hoy que reimplantarán el toque de queda más estricto, ante el aumento en los contagios de coronavirus entre la población.

"Voy a imponer un toque de queda para las personas que tienen 17 años o menos, básicamente quedándose en su hogar entre los periodos de las 10 en punto (de la noche) y las seis de la mañana. Y para las personas mayores de 18 años, desde las 11 de la noche hasta las 5 de la mañana", anunció Richard Cortez, juez del Condado.

Desde el primero de junio las ciudades del Condado habían empezado la reapertura gradual de las actividades, pero desde hace dos semanas empezó a detectar un rebrote en el contagio por Covid-19.

"Hemos tenido un número muy alto de nuevas infecciones y muertes aquí en el Condado de Hidalgo", dijo Cortez.

Puntualizó que la causa principal del rebrote y aumento de casos positivos es que muchas personas continúan reuniéndose.

"Se juntan de noche, se reúnen en fiestas, se reúnen en otras funciones y esa es la causa principal de la propagación de toda esta infección. Y mucho de esto ha sido atribuible a los jóvenes", argumentó.

Cortez consideró que el comportamiento era inaceptable y para evitar que esto continué se tomarán las medidas de precaución necesarias.

"El informe que estamos recibiendo es que muchas de las razones de estas infecciones son realmente por las actividades de nuestra gente aquí en el Condado", reconoció, "falta de voluntad para tomar las precauciones necesarias, hay ciertos protocolos que ya todos los conocemos".

Recordó que cuando el primer toque de queda funcionó y lograron mantener baja ocupación hospitalaria y muy baja tasa de infecciones.

"Desgraciadamente hoy estamos muy cerca de estar al máximo", exclamó, "por esa razón va la nueva orden".

"Vamos a prohibir cualquier reunión social fuera del hogar de no más de 10 personas, además de otras restricciones que pronto llegarán", anunció.