Después de que se informara oportunamente que se habían realizado histerectomías masivas a mujeres migrantes en custodia del Servicio de Control Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, en inglés), el hospital supuestamente encargado de realizar los procedimientos aseguró que solo se tienen en registo dos cirugías.

Heath Clark, un litigante del Hospital del Condado de Irwin, en Georgia, operado por ERH Healthcare, dijo que los procedimientos habían sido realizadas por el médico Mahendra Amin, quien fue acusado por activistas de haber extirpado el útero a mujeres sin su consentimiento.

La queja nació después de que la enfermera Dawn Wooten filtrara información sobre prácticas sanitarias
 en la prisión migratoria de Irwin, en Georgia, que es un centro operado por privados. La mujer acusó que al docto se le conocía como el "coleccionista de úteros".

El profesional de la salud acusado negó las acusaciones por medio de sus abogados, quienes aseguraron que los registros del hospital demostraban que la queja presentada era falsa, "sensacionalista" y que no estaba ligada a la realidad.

También defendió la integridad de Amin como médico, alegando su larga carrera en el nosocomio del Condado de Irwin.

Tras la denuncia presentada por la enfermera del centro de detención, la legisladora demócrata Pramila Jayapal, junto con otros 173 , firmó una carta para exigir al Gobierno del presidente Donald Trump que esclareciera las cirugías. Señaló ahí que había al menos 17 casos de procedimientos inapropiados.

'Parece que hay al menos 17 o 18 mujeres que fueron sometidas a procedimientos médicos ginecológicos innecesarios por este médico, muchas veces sin el conocimiento o consentimiento apropiado, y con la clara intención de esterilizarlas', dijo Jayapal.

Todo lo anterior originó que el Departamento de Seguridad Nacional, al que pertenece el ICE, iniciara su propia investigación de los hechos en busca de llegar a la verdad.

Por su parte, el Secretario de Relaciones Exteriores en México, Marcelo Ebrard, consideró os hechos como 'inaceptables' en caso de confirmarse, y detalló que estaban entrevistando a las posibles afectadas.

'Es algo inaceptable que rechazamos de antemano aún sin tener toda la información confirmada', dijo el Canciller en la conferencia de prensa mañanera.

Detalló que personal consular había contactado al menos a 6 mujeres que pudieron ser objeto del procedimiento, pero subrayó que podrían ser más.