Este fin de semana los puentes de acceso en la frontera de Nuevo Laredo, Tamaulipas se saturaron, incluso las oficinas de Banjército, para pagar los permisos temporales no podían registrar ás personas. Mientras que en la entrada fronteriza de Tijuana, el Instituto Nacional de Migración (INM), registró durante la segunda semana de diciembre mil 157 atenciones, dando un total 2 mil 386 mexicanos.

Además, debido al incremento de llegada de mexicanos radicados en Estados Unidos, se aumentó la vigilancia de elementos de la Guardia Nacional y, por la pandemia del Covid-19, de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para revisar a los connacionales que cumplan con todos los requisitos sanitarios y no estén contagiados de Covid-19.

Por otra parte, la Guardia Nacional instaló retenes en el Boulevard Luis Donaldo Colosio, en Nuevo Laredo, Tamaulipas para proteger a los connacionales en su retorno temporal al país tras el incremento de robos y extorsiones.

“Gracias a las denuncias y publicaciones de El Sol de México de robos y extorsiones a plena luz del día a nuestros paisanos, hicieron acto de presencia elementos de la Guardia Nacional, para protegernos en el regreso temporal a casa”, agradeció Rogelio Ávila Muro, representante de la comunidad zacatecana en Illinois, del Consejo Nacional de Legisladores y Migrantes.