El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó este miércoles de que el estado había alcanzado ya la cifra redonda de 25 mil decesos por Covid-19 y advirtió de un brote preocupante en la región de Long Island que está afectando especialmente a las personas jóvenes que celebraron el 4 julio en fiestas multitudinarias.

Cuomo apuntó que con la cifra de muertos registrada este martes, que fue de nueve, el dato total de decesos se elevó hasta los 25 mil, a la par que indicó que las tasas de infección continuaban siendo positivas, si bien preocupa la subida de los contagios en Long Island.

Los equipos de rastreo del virus detectaron que en una fiesta a la que acudieron menos de 50 personas en Holtsville, en el condado de Suffolk (Long Island), cerca de una cuarta parte de los asistentes dieron positivo por el coronavirus SARS-CoV-2.

Los datos diarios de muertes por coronavirus han caído a un solo dígito en las últimas semanas, muy por debajo de las cifras que se llegaron a registrar en los peores momentos de la pandemia, en abril, cuando casi 800 neoyorquinos morían al día.

La ciudad de Nueva York representa la mayor parte de las muertes confirmadas por el estado, alrededor de un 65 por ciento, si bien los datos del ayuntamiento agregan otras 4 mil 616 muertes posibles que podrían ser atribuibles al virus pero que nunca se conectaron al Covid-19 por falta de un diagnóstico o porque no se había realizado un test.

Por último, Cuomo advirtió que las tasas de infección del virus crecen “de forma alarmante” entre la gente joven de entre 20 y 30 años y les pidió responsabilidad, que utilicen siempre mascarillas, mantengan la distancia social correspondiente y que sean conscientes tanto de que pueden contraer el virus como de que pueden ayudar a propagarlo.