En México, cuatro niños y adolescentes son asesinados diariamente, a ello se suma que seis de cada 10 han sido agredidos física o verbalmente en la casa u hogar porque es aprobado como medida de educación, además 32.8 por ciento de los adolescentes han sufrido alguna forma de violencia sexual y dos de cada diez mexicanos que desaparecen son menores de edad, es la violencia cuyas consecuencias “se multiplican y agravan”, aseguró el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Al presentar su informe anual 2019 organismo internacional aseguró que la violencia hacia los niños y jóvenes va desde descuidos o actos negligentes hasta intimidación, pleitos, agresiones físicas y psicológicas, violencia sexual e, incluso, desapariciones o muertes que son “uno de los principales desafíos que enfrenta México.

Además, afirmó que esto indica que el ciclo intergeneracional de desigualdad económica y social persiste y "muchos de los niños que aún nacen en hogares pobres crecerán en ellos si no se toman medidas inmediatas para evitarlo".Actualmente, en México residen 38.3 millones de menores, de una población total cercana a los 130 millones de habitantes.Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el país viven más de 50 millones de personas bajo el umbral de la pobreza, un 41.9 por ciento de la población.No obstante, este organizó estimó que a raíz de la pandemia del coronavirus hasta 10 millones de mexicanos más podrían caer en la pobreza.