Patrick D’Angelo Oliveira, diagnosticado con fibrosis pulmonar a sus 13 años, pide volver a ver a sus padres, a quienes las autoridades estadounidenses le quitaron la custodia y fueron deportados el pasado 25 de diciembre a Perú.

"Estoy acá en el hospital de Florida, extraño a mis papás", dice Patrick, quien se encuentra luchando por su vida en su cama de Hospital, en un video publicado por Telemundo.

La pesadilla de la familia Oliveira comenzó en octubre, cuando el pequeño tuvo que ser ingresado a un hospital en el estado de Maryland por presentar taquicardia y fiebre. Los médicos le realizaron unos exámenes pero el niño estuvo al menos 6 días en coma.

Silvia Rivera, madre de Patrick, relató que "después que me pidieron una autorización para hacerle unos exámenes profundos al pulmón y corazón, a mi hijo tres horas luego lo sacan en un estado de coma. En estado que estuvo 6 días".

En el hospital, los doctores diagnosticaron a Patrick con fibrosis pulmonar, y Silvia por miedo a que la salud de su hijo empeorara, no aceptó el tratamiento.

Rivera expone que "ya no podía confiar en los médicos, de decirme que no había ningún peligro en los próximos exámenes que le iban a hacer".