El pasado fin de semana fue uno muy duro en la corta vida de Natanael Cano, pues recibió una noticia que sin duda lo dejó en el suelo, emocionalmente hablando: la muerte de uno de sus mejores amigos, Ralphy Tatz.

El cantante comenzó a subir historias a su Instagram, pero no como las que nos tiene acostumbrados; normalmente sube videos de fiesta, con amigos, o con mujeres, sin embargo en esta ocasión fueron algunas muy tristes, recordando a su amigo, quien por cierto también era su tatuador.

En algunas fotos mostró un tatuaje que al parecer vale mucho para él; se sitúa en su mejilla, a un lado de su oreja y son letras chinas, además mostró un corazón tatuado, con la siguiente leyenda.

“Él tenía el mismo corazón, yo se lo tatué”

En videos compartió música recordando al tatuador, a quien al parecer le dedicó varias líneas de sus canciones; además subió otro clip en el que se encuentra cantando en un escenario y su amigo Ralphy está al lado bebiendo una cerveza.

Por si fuera poco, Natanael mostró una cara altruista y solidaria, en la cual arrancó una iniciativa en la cual pretende que los fans apoyen a los hijos que el joven fallecido dejó; la meta son 60,000 dólares con los que se espera puedan subsistir por algunos años.