México rebasó las 900 mil personas contagiadas por Covid-19 y se acerca a las 90 mil defunciones en poco más de siete meses desde que se presentó el primer caso de una persona fallecida a consecuencia de la pandemia provocada por el virus SARSCoV-2.

A punto de llegar a los 90 mil fallecidos, México estaría superando por diez veces dos de las proyecciones iniciales que hizo el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo LópezGatell.

El pasado 4 de junio, el funcionario recordó que “el mínimo era seis mil (muertes). Otro escenario era ocho mil, uno más era de 12 mil 500, que lo presentamos en una conferencia de prensa el 27 de febrero. Teníamos así hasta 28 mil, que se redondea a los 30 mil. No descartamos todavía en intervalo hasta 30 mil o 35 mil, es el intervalo plausible de lo que podemos encontrar e incluso un escenario muy catastrófico de 60 mil” personas fallecidas.

Hasta ayer, en México se habían confirmado 901 mil 268 personas contagiadas con el virus surgido en Wuhan, China, en diciembre del año pasado. De ellas, 89 mil 814 fallecieron, dos mil 254 en la última semana, dijo José Luis Alomía, director de Epidemiología.

Alomía Zegarra señaló que después de 14 semanas de descenso en las defunciones, en la última semana se presentaron seis por ciento más de fallecimientos, es decir, 142 casos adicionales.

Explicó que 109 de esos casos se presentaron en el estado de Chihuahua y por ello se explica la demanda de espacios en los hospitales tanto en Ciudad Juárez como en la capital de la entidad, con peligro de crecer en otras. De igual manera, el crecimiento general ocurre por el incremento de casos en las ocho entidades en donde se ha alertado de un rebrote, por lo que llamó a las autoridades sanitarias y a la población a reforzar las medias de contención del virus.

El director de Epidemiología dio a conocer que en este momento las entidades con mayor demanda hospitalaria son Chihuahua, que tiene una ocupación al 75 por ciento, seguido de Durango con 66 por ciento, Nuevo León con 66 por ciento, Coahuila con 60 por ciento y Ciudad de México con una de cada dos camas ocupadas por algún paciente infectado.