Las autoridades realizaron 212,672 detenciones de inmigrantes indocumentados en la frontera sur de Estados Unidos en julio, anunció el secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas, durante un viaje al sur de Texas el jueves, y reconoció que es un número “sin precedentes” de migrantes atrapados cruzando la frontera mientras se comprometía a continuar movilizando al gobierno federal para abordar la inmigración.

La cifra de inmigrantes detenidos en julio representa un aumento de 13 % respecto a junio y la cifra más alta en 21 años, destacó el secretario en una conferencia de prensa desde Brownsville, Texas.

“Nos enfrentamos a un serio desafío en nuestra frontera sur y, por supuesto, el desafío se vuelve más agudo, más difícil debido a la pandemia de COVID-19. También se ha hecho más difícil debido al hecho de que la administración anterior desmanteló nuestro sistema de asilo”, comentó Mayorkas.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza publicó las estadísticas oficiales sobre las detenciones de migrantes en la frontera en julio poco después de la conferencia de prensa de Mayorkas.

Mayorkas reveló la cifra durante su visita a la frontera sur en Texas, en medio del nuevo aumento en la cifra de migrantes que cruzan la frontera de forma indocumentada.

“Estamos encontrando un número sin precedentes de inmigrantes cruzando la frontera sur”, destacó el funcionario, subrayando que la mayoría, aproximadamente 52 %, son personas adultas.

“La situación en la frontera es uno de los desafíos más difíciles que enfrentamos”, dijo Mayorkas durante una conferencia de prensa en Brownsville, Texas. “Es complicado, cambiante e involucra a personas vulnerables en un momento de una pandemia mundial”.

Get our free mobile app

Mayorkas enfatizó que la cifra de julio no representa la cantidad de migrantes individuales que han intentado cruzar la frontera ilegalmente. Explicó que de los migrantes detenidos en julio, 95,788 extranjeros fueron expulsados de Estados Unidos bajo la norma del Título 42, que permite expulsar a migrantes por razones de emergencia sanitaria.

Advirtió que la expulsión a México bajo el Título 42 ha hecho que el número de personas tratando de ingresar aumente, por las reiteradas veces que un migrante intenta entrar.

Mientras, 116.884 personas fueron procesadas y removidas del país de forma expedita por el Título 8, que permite la deportación de migrantes que no cumplen con los requisitos de elegibilidad para poderse quedar en el país.

Los números llegan en medio de una serie de críticas y medidas tomadas por el gobernador de Texas, Greg Abbott, que ha ligado el alza de casos de covid-19 en el estado con el aumento en la cifra de migrantes.