Un nuevo estudio de Bambridge Accountants, una empresa de Nueva York, reveló que más de 5 mil 800 personas renunciaron a su ciudanía estadounidense durante los primero 6 meses del 2020.
De acuerdo con datos abiertos presentados por el Gobierno de Estados Unidos, los cuales son publicados cada tres meses, la cantidad de renuncias se duplicó durante los primeros 6 meses del 2020 en comparación a los 2 mil 72 casos en total registrados en 2019.
Se trata principalmente de personas que ya se fueron de Estados Unidos y decidieron que ya estaban hartas de todo”, dijo Alistair Bamdridge, socio de Bambridge Accountants a CNN.
Y es que las cifras han cambiado significativamente en el último año, luego de que durante la segunda mitad del 2019 solo 444 estadounidenses renunciaron a su ciudadanía, mientras que en los primeros seis meses del 2020 suman 5 mil 816 casos, es decir, un aumento de 1210%.
“Mucha gente está esperando las elecciones de noviembre para ver qué va a pasar. Si el presidente Trump es reelegido, creemos que habrá otra ola de personas que decidirán renunciar a su ciudadanía”, señala Bambridge.
Las personas que quieran renunciar a su ciudadanía estadounidense deberán pagar 2 mil 350 dólares y presentarse en la embajada de Estados Unidos, en caso de no encontrarse en el país.