Una organización de cabildeo prevé que el próximo año un número récord de estados en Estados Unidos legalizarán la marihuana, en parte por las dificultades financieras y por el descontento social. Esto podría ayudar a la economía estadounidense afectada por la pandemia, pues las ventas de la droga han crecido en estados como Washington y California.