Un juez de Cartagena de Indias se negó a casar a dos mujeres alegando que iba en contra de su "moral cristiana", una situación que ha desatado una polémica en Colombia donde organizaciones sociales le recuerdan que desde 2016 el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en el país.

"No puedo casar a dicha pareja del mismo sexo porque ello contraría mi moral cristiana, va en contra de mis principios esenciales y cuando exista conflicto entre lo que dice la ley humana y lo que dice la ley de Dios, yo prefiero la ley de Dios", expresó el togado en la resolución en la que rechazó la solicitud de celebrar el matrimonio.

En 2018, la Corte Constitucional aprobó el matrimonio de parejas del mismo sexo y, con esa decisión, ni jueces ni notarios pueden negarse a celebrar estas uniones.

En esa línea el juez décimo civil municipal de Cartagena, Ramiro Eliseo Suárez, argumentó que su decisión "no contraría que vivamos en un Estado Laico, como lo ha dicho la Corte", pues considera que la Constitución tiene una "estructura doctrinal" porque "el preámbulo invoca la protección de Dios".

En ese sentido expresa que "la laicidad predicada por los magistrados, y por varios doctrinantes, es, con el mayor respeto, artificiosa" y añade que su decisión "no es discriminación" sino "comprensión de las normas que nos rigen".