El cantautor José Manuel Figueroa se dijo sano y salvo al reaparecer tras los disparos que se realizaron en su domicilio en el estado de Morelos.
“Todo bien, mi gente”, aseveró José Manuel Figueroa tras los hechos que se registraron en la vivienda de Cuernavaca el domingo 2 de agosto, que supuestamente es de su propiedad.
José Manuel subió una nueva foto a su cuenta de Instagram y escribió un mensaje en el que agradecía las muestras de cariño del público.
“Todo bien mi gente, trabajando mucho en los últimos detalles de mi disco, gracias a todos por su cariño y por preocuparse por mi bienestar, los amo hoy y siempre #figo”,
señaló.
Diversos medios lo han buscado para saber su opinión sobre dicho ataque, donde los vecinos del lugar aseguran que la casa baleada es propiedad de José Manuel Figueroa. Afortunadamente no hubo lesionados y tampoco detenidos, porque los agresores huyeron del lugar.
Así que en Instagram decidió romper el silencio posteando dicha foto.
Fueron los vecinos del lugar quienes aseguraron que la casa es propiedad del hijo de Joan Sebastian, sin embargo Cipriano Sotelo, abogado de la sucesión testamentaria de “El Rey Del Jaripeo”, habló para el programa Ventaneando para detallar algunos puntos.
“Esta propiedad no forma parte de los bienes de la sucesión, de hecho, no sé a quién pertenezca, si a Juan Sebastián o a José Manuel”,aseguró el abogado.
Cipriano Sotelo aseveró que en cuanto se enteró del supuesto ataque llamó a su cliente para tener la información de primera mano.
Detalló que José Manuel Figueroa mostró sorpresa ante el acontecimiento registrado en la colonia Delicias en la calle Mesalina de Cuernavaca, Morelos.
“Está fuera de Cuernavaca, ya no abundamos sobre el tema, no le pregunté de quién es (la casa) o si quería que denunciáramos… en un acto de solidaridad solamente quise saber cómo estaba físicamente”,apostilló.
Mientras que Blanca Martínez La Chicuela, aseguró que una persona allegada a José Manuel Figueroa le comentó que él no se encuentra en Cuernavaca y que no vive en esa casa, así mismo que nadie estaba en la propiedad cuando sucedieron los hechos y que todo indica que se trató de un intento de asalto.