El gobierno federal ofreció a los familiares de los mineros fallecidos en Pasta de Conchos una indemnización de 3.7 millones de pesos por familia y la construcción de un memorial en la zona del accidente.

La titular de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde, dijo que otra opción que se planteó fue que se continúe con la búsqueda de cuerpos que quedaron sepultados desde 2006 en la mina.

“Después de varios meses de hacer todos los exámenes de gas, de agua, de condiciones, se estableció más o menos plazos y costos del rescate. Con esta información de manera transparente es que se presenta a las familias la posibilidad de que ellos decidan si continuamos con esa vía o hay una alternativa para que ahí podamos hacer un memorial para que nunca se olvidé lo que sucedió y también que podamos proceder con la indemnización, la indemnización no excluye lo otro, no es una u otra”, dijo Alcalde en Palacio Nacional.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador, expresó su deseo de que los familiares de los 65 mineros fallecidos en la explosión de la mina Pasta de Conchos en el 2006, lleguen a un acuerdo para rescatar los restos de las víctimas y se pueda hacer justicia.

Luego de sostener un encuentro privado con los deudos de los mineros atrapados, el mandatario escribió en sus redes sociales que ratificó su compromiso de devolver a las familias los restos de sus seres queridos.