Los incendios registrados en California (Estados Unidos) han quemado ya cerca de 1.3 millones de hectáreas de sus bosques, una superficie equivalente a casi todo el territorio de Puerto Rico.

En total, y según cifras del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire), en lo que va de año han ocurrido más de 7 mil 700 incendios en ese estado del oeste de Estados Unidos, a pesar de que los meses tradicionalmente complicados en cuanto a fuegos -octubre y noviembre- todavía no han llegado.

Unos 16 mil bomberos se encuentran trabajando a lo largo y ancho de California para tratar de evitar que los fuertes vientos previstos para las próximas horas descontrolen todavía más los fuegos, en los que ya han fallecido por lo menos una treintena de personas desde mediados de agosto y decenas de miles permanecen evacuadas.

La situación puede empeorar

Generalmente, lo peor de la temporada de incendios de California no llega hasta octubre, pero el estado ya ha registrado más 1.2 millones de hectáreas quemadas, lo que supone todo un récord, de acuerdo a cifras del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California.

Los expertos coinciden en culpar a una amalgama de motivos que incluyen tanto el calentamiento global (menos lluvia, más sequedad y temperaturas muy altas) como la gestión forestal, además del incremento de la presencia humana en zonas tradicionalmente no pobladas, que hace que, cuando se declaran, estos fuegos resulten mucho más peligrosos.

En la actualización de este miércoles, Cal Fire aseguró que la advertencia de bandera roja continúa en partes del noreste de California alrededor del Bosque Nacional Modoc y la Cuenca de Tulelake debido a los vientos racheados y la baja humedad.