Tras más de 10 horas de enfrentamientos, las autoridades de Texas capturaron al presunto responsable de la muerte de un policía y de herir a otros cuatro en Levelland, una pequeña ciudad en el oeste del estado.

Omar Soto-Chavira, de 22 años, resultó herido alrededor de las 11:30 pm de este jueves cuando fue detenido en una casa, aseguró el jefe de la policía Albert Garcia. El sospechoso, quien finalmente se entregó, fue trasladado a un hospital de Lubbock, una ciudad ubicada a unas 30 millas (48 km) al oeste de Levelland, aunque las autoridades no han revelado la gravedad de sus lesiones.

 

Para poder acceder a la vivienda y obligar al sospechoso a salir, las autoridades utilizaron robots y desplegaron gas, dijo el sheriff del condado de Lubbock, Kelly Rowe, en conferencia de prensa. La policía ya había tenido contacto con el sospechoso, señaló por su parte el sheriff del condado de Hockley, Ray Scifres.

Más de 10 horas de enfrentamiento

Cerca de las 11:17 am del jueves, un policía estatal se percató en una parada de tráfico, que una persona conducía de forma "imprudente" una Chevolet pickup y que parecía buscar "algún tipo de confrontación", precisó Garcia.

Poco después, alrededor de la 1:00 pm, alguien informó a las autoridades que había un hombre caminando con un arma grande en una vivienda en Levelland, un centro productor de petróleo y algodón, en donde viven unos 13,500 residentes. Cuando los agentes llegaron, se dieron cuenta de que la camioneta estacionada coincidía con la descripción del vehículo anterior.

Preocupado por el hecho de que el hombre estaba posiblemente armado, un negociador de la policía trató de entablar una conversación con el sospechoso pero este se mostró hostil y no quiso hablar, dijo Garcia.

A los pocos minutos, el sospechoso abrió la puerta principal de la casa y abrió fuego contra los agentes. "Devolvimos el fuego, pero no parece que hayamos alcanzado al hombre en ese momento", dijo Garcia.

"Era un verdadero servidor"

El sargento Josh Bartlett, líder del comando de Armas y Tácticas Especiales (SWAT, en inglés) de la Oficina del Sheriff del Condado de Lubbock fue trasladado al hospital Covenant Health Levelland donde murió a causa de la gravedad de sus heridas, según un comunicado de la oficina del sheriff.

El sargento de la policía de Levelland, Shawn Wilson, está en estado crítico pero estable en el University Medical Center de Lubbock tras ser operado, dijo Garcia. Los otros tres agentes fueron tratados por lesiones menores y más tarde fueron dados de alta, agregó.

El oficial fallecido, que estaba casado y tenía hijos, llevaba nueve años en el departamento y había servido en el Ejército de Estados Unidos. "Josh era un verdadero servidor", señaló Rowe. "Personificaba al verdadero profesional de las fuerzas del orden, especialmente aquí en Texas", enfatizó.

Get our free mobile app

Se desconoce aún qué llevó al hombre a abrir fuego o a atrincherarse en la casa.

Durante el enfrentamiento, las autoridades instaron a los residentes cercanos a que abandonaran sus hogares y a quienes se negaron a salir se les aconsejó que permanecieran en la parte trasera de sus casas y se mantuvieran agachados, de acuerdo con Garcia.

La policía se vio obligada a pedir refuerzos a la brigada táctica de la Oficina del Sheriff del Condado de Lubbock y a la Oficina del Sheriff del Condado de Hockley.

Además de equipos de emergencia de toda la región respondieron al incidente el Departamento de Seguridad Pública de Texas, los Rangers de Texas, el FBI, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, en inglés) y otras agencias federales, según Garcia. Los Rangers dirigen la investigación.